martes, 19 de marzo de 2019

Elogio al ciclista habitual

 

¿Qué ves cuando ves un ciclista?

Hay gente que cuando ve un ciclista ve un estorbo, un inquietante toque de freno, una involución intolerable, palos en las ruedas al desarrollo, una inmersión en las catacumbas, un fracaso de la sociedad de consumo. Algunos incluso ven en ese pequeño ser a un asesino en potencia, con dientes largos y sucios dispuestos a morder sobre el cuello del paradigma económico a cualquier precio.


Algunos ven a alguien que, al parecer, jamás se acerca a los comercios, que se “alimentaría del aire”. Según estas personas, sólo quien circula en coche se acerca a comprar. Por eso, cuando se restringe la circulación o el aparcamiento de los vehículos motorizados en ciertas zonas o calles, algunos comerciantes se levantan dolidos, indignados por el seguro cierre de sus negocios. Aunque, al cabo de unos meses o años estos comerciantes no quieren volver a la situación anterior. Muy al contrario, están encantados viendo a la gente pasear la mirada tranquilamente por sus escaparates, entrar sin prisa a mirar para comprar. Algunos, incluso piden aparcabicis en sus puertas,  impensable en la etapa anterior, que se pedían aparcamientos gigantescos de coches.


Hay quien ve en el ciclista a un ser sin recursos, un cero a la izquierda, que usa la bicicleta porque no puede permitirse poseer un coche y usarlo a diario, como signo de estatus social.


Algunos sólo ven las cosas malas que algunos malos ciclistas hacen, aquellos que no se comportan educadamente. Pero ignoran que otros muchos ciclistas no son así y castigan a todos pagando con esa misma moneda.


Otros ven en el ciclista a alguien lento, un pecador en la era de las prisas y la velocidad.


A algunas personas se les enciende la sangre al adelantar a un ciclista. No tienen muy claro por qué, pero les ocurre. Quizás porque les ha hecho disminuir la velocidad (esa religión) durante unos segundos o minutos. Quién sabe si es debido a que el ciclista no paga impuestos directos por matriculación, por uso y destrucción del suelo, y ese largo etcétera que deben soportar los propietarios de vehículos motorizados. Acaso sea porque a base de hacer ejercicio los ciclistas mantienen una figura y forma física aceptables.


Hay quien no soporta que el ciclista lleve una vida tan económica, tanto en la compra de su vehículo como en su mantenimiento.


Pero hay quien no lo ve así


Sin embargo, hay quienes al ver un ciclista ven una persona comprometida con su entorno, un mensaje de amor por el planeta, ven menos contaminación, menos ruido, menos velocidad y por lo tanto menos peligro, más simpatía, un regreso a los orígenes de los que quizás no deberíamos haber renegado nunca, los de asumir que la velocidad excesivamente forzada no es humana e inevitablemente genera riesgo y muerte.


Algunos ven un vehículo sencillo, eficaz. Ven una excusa para hacer ejercicio mientras se desplazan. Ven una mayor equidad en el transporte. Ven un medio de transporte que usa poco espacio público (ese que debería ser de todos) para circular y aparcar, con sencillez y libertad.


Algunos también ven un eficaz remedio contra enfermedades demasiado habituales, ven el fin del prozac, la reducción de los gastos sanitarios que todos pagamos, la antesala a la felicidad.


Gracias


Gracias ciclista por llenar de una preciosa luz de esperanza las calles y carreteras.

Gracias por despertar la sonrisa de los niños y de los que no son tan niños.

Gracias por sonreír tú mismo, aunque eso es fácil yendo en bicicleta.

Gracias por cambiar la fisonomía de las calles, haciéndolas más alegres, silenciosas y humanas.

Gracias a ti, ciclista habitual. Muchas y sinceras gracias por hacer de este nuestro planeta un mundo mejor.


27 comentarios:

Jaime dijo...

Y gracias a ti, Juan, por escribirlo

bastitu dijo...

Muchas gracias Juan. Muy buena reflexión.

Unknown dijo...

Muy bonito relato, y muy cierto todavía, a pesar de lo que hemos mejorado en comprensión y respeto hacia el ciclista.

Miguel GM dijo...

(Soy Miguel González)

Juan Merallo dijo...

Gracias a vosotros. Cierto Miguel, la cosa ha mejorado, que duda cabe, pero que enorme cantidad de prejuicios sigue habiendo. En realidad en muchas facetas de la vida. El ser humano tiene un aprendizaje lento y algo olvidadizo de las heridas del pasado.

Anónimo dijo...

Extensible a la bici de montaña. No os parece?

Unknown dijo...

Muy certero y placentera escritura sobre las bicis y sus buenas consecuencias, suscribo todo que dices.

Pilar martin de castro dijo...

Muchas gracias Juan por un artículo tan estupendo y acertado sobre la actitud psicológica de los ciudadanos ante los ciclistas. Efectivamente cada vez se acepta -o se tolera- más al ciclista pero aún queda mucho para que la mayoría respete y aplauda al ciclista urbano.

sustainable dijo...

Soy ciclista habitual y opino que hay mucha verdad en este artículo de Juan.

bicietéreo dijo...

Bien titulado:"ciclista habitual", porque hay otros que al ser puntuales hacen lo que hacen tambien con el coche: excesiva agresividad,prisas, porque yo lo valgo, etc.
Gracias Juan por re-encontrar las palabras.

Néstor Nélida dijo...

Gracias Juan

Conductor habitual dijo...

¿ Que veo cuando veo un ciclista?
Pues lo primero que veo es un conductor, un conductor con el mismo derecho que el de cualquier otro vehículo a circular por las carreteras y calles de las ciudades, pero el ciclista no ha tenido que pasar unas pruebas previas que demuestren sus conocimientos sobre las normas, habilidades y respeto a las normas, también veo un conductor sin seguro que pueda cubrir los daños o lesiones que pueda ocasionar con su vehículo, y lo que más veo cuando veo a un ciclista es lo mismo que cuando veo a conductores de otros vehiculos, gente sin respeto a las normas, y si, si generalizó, por que claro que existe gente respetuosa en la bici y en el coche pero son casos por desgracia muy aislados.
Y por otro lado tengo unas curiosidades a ver si me lo podéis explicar, si el casco es obligatorio fuera de poblado ¿por que en poblado no ? ¿Está más blando el asfalto? ¿No sería más seguro que el ciclista tubiera que ir en fila de a uno por el arcén como el reto de usuarios de este? O es muy necesario ir de dos en dos, y por último si un ciclomotor no puede entrar por el arcén de una autovía por que no desarrolla la v mínima y es peligroso, ¿porque el ciclista si?
Desde luego todo esto no significa que yo siempre defenderé y pediré que se respete y tenga cuidado al aproximarse a un ciclista, un saludo

Guss Ramis dijo...

Gracias Juán. A mi me ocurre igual cuando veo a un ciclista, disfruto; y si veo a varios ya me ilusiono más. Pero si veo a un papi llevando a sus nenes, ya; la leche.
Llevás razón, y ojala que recuperemos Madrid, y que los niños puedan volver a jugar en la calle

Juan Merallo dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Conductor habitual, has abierto muchos melones, necesitaría como diez post como este para responderte en condiciones a todo. Pero resumiendo:
- Pregúntate por qué en toda Europa los ciclistas no tienen obligación de tener seguro, no es obligatorio el casco en las ciudades (y en casi toda Europa ni siquiera fuera de ellas)y no es obligatorio pasar un examen para usar la bici. Es algo muy debatido y recurrente, pero es así.
- Efectivamente has generalizado con lo de las normas. Según mis conteos, los automovilistas incumplen tantas normas como los ciclistas, pero la diferencia es que la capacidad de causar un daño mayor es de los primeros. Aún así, sigue sin gustarme, como digo en el artículo que haya quien no sea educado.
- Circular en paralelo: http://www.planetatriatlon.com/los-ciclistas-circulamos-paralelo/
- Has dicho que la bicicleta tiene el mismo derecho a circular por las carreteras y calles, pero eso no es del todo cierto. Se nos prohiben muchas vías. Yo uso la bicicleta para desplazarme y debido a que algunas vías están pensadas para el coche, las bicicletas no pueden ir por ellas y tengo que dar rodeos enormes. Menos mal que está la salvedad de las autovías (algunas), porque un ciclomotor, si tiene que dar una mayor vuelta, no se va a cansar, tiene motor, pero un ciclista sí. Que le digan a un ciclista que en vez de 20 kilómetros tiene que hacerse un rodeo de 50 kilómetros (o el caso que conozco de 2 kilómetros de autovía que me evitan un rodeo de ¡63 kilómetros!), pues parece lógico que sí, que pueda usarse estas vías, con las salvedades conocidas. Ojala no lo necesitaramos, como en Holanda, donde hay vías ciclistas anexas a todas las vías rápidas, pero esto no es Holanda.
- Gracias por pedir que se respete al ciclista. Soy de la opinión de que nos tenemos que respetar todos, que todos cabemos, aunque unos, desde luego, contaminen más que otros y ocupen más espacio público que otros, eso sí. Gracias por tu opinión, Conductor habitual.

Unknown dijo...

Creo que el civismo es lo mejor pero como tú bien dices esto no es Holanda, lo de que en Europa no tienen seguros y no tienen que sacarse el permiso lo se lo que no quiere decir que este de acuerdo, cierto es que los ciclistas son más vulnerables y de hecho creo que por eso se le debe proteger, con normas para los vehículos pero también para ellos, y reitero, creo que el asfalto es igual de duro dentro que fuera de poblado, respecto a lo de dar un rodeo si no puedes ir por la autopista me parece razonable, pero no el hecho de que se ponga en peligro la vida de nadie por que tarde menos, y creo que poner un ciclista o ciclomotor en una autopista es peligroso para ellos, lo de la circulación en paralelo te lo podría comprar si no fuera por el añadido de que así podéis hablar entre vosotros jajaja por favor un poco de seriedad, lo de que es más seguro creo que sería debatible pero bueno lo puedo comprar como te digo, en definitiva que esto no es Holanda y no puede serlo en dos días, mientras tanto en cuidaros todos en el camino y nos vemos en los bares un saludo

Manuel García dijo...

No es justo que hables así, primero creo que hay que saber y estar al día de las últimas normas de circulación, para criticar ese mal uso que comentas, los cascos son obligatorios siempre a partir de los 16 años, en ciudad y en carreteras, en autovías se puede ir de puede circular de 2 en 2 porque hay otro carril completo en paralelo para poder adelantar y 2 ciclistas en paralelo no ocupan el ancho de cualquier otro vehículo, sin embargo te tengo que dar la razón que hay una gran cantidad de "ciclistas urbanos" que no respetan las normas pero esos "ciclistas" tampoco tienen nada que ver con el ciclista deportivo, sea de carretera o de montaña, saludos y gracias por tu opinion muy respetable.

Juan Merallo dijo...

Manuel, hombre, las normas las conozco, no en vano estuvo durante muchos años coordinando el grupo de legislación de ConBici y estuve en muchos saraos tanto en la DGT como en el Congreso cuando se debatían las leyes, junto a Alfonso Triviño y Perico Delgado. He dado conferencias por toda España, Europa e incluso en Latinoamérica. En este mismo blog hay algunas entradas sobre legislación. Le contestaba a "Conductor habitual" de forma muy resumida, mira el contexto.

Por cierto, en autovías no se puede ir en paralelo si el arcén no es lo suficientemente amplio como para ello, porque en autovía el ciclista no puede circular fuera del arcén.

En tramos de poca visibilidad no podemos ir en paralelo, sea autovía o vía convencional.

Cierto que hay algunos ciclistas urbanos que no cumplen las normas, así como también algunos ciclodeportistas que tampoco las cumplen (¡esos Stop!), y algunos automovilistas tampoco.

No entiendo muy bien porque llamas a los ciclistas urbanos, "ciclistas", así, entre comillas, y por qué dices que no tienen nada que ver con el ciclista deportivo. Para empezar el ciclista deportivo suele ser ciclista urbano cuando pedalea por poblado. Todos tienen que cumplir las mismas normas. Yo, como ciclista urbano, ciclodeportista de largas distancias y cicloturista de alforjas, he visto de todo: gente respetuosa y gente irrespetuosa, en todos los ámbitos del ciclismo.

Al final, esto depende de personas, no de tipos de ciclistas o automovilistas.

Gracias por tu comentario.

Juan Merallo dijo...

Aquí se puede ver mi trayectoria como ciclodeportista:
https://www.youtube.com/watch?v=sB2KARvX7w8

Conductor habitual dijo...

Buenas, simplemente corregirte diciendo que el casco es obligatorio para los ciclistas dentro y fuera de poblado para los menores de 16 y para los de más de 16 sólo fuera de poblado. En autovía pueden circular ciclistas de más de 14 años solo por el arcén nunca de dos en dos, y sin ocupar en ningún momento los carriles, siempre y cundo no exista señal expresa que prohib la entrada a ese tipo de vehículos gracias un saludo

bicietéreo dijo...

Mi apoyo a esa mirada que ha tratado Juan de plasmar con la palabra escrita:
utopía, sensación de libertad, respeto, equilibrio psíquico y físico y por ende en armonía con lo que rodea a la persona que se desplaza en bici, cierto - cuando no, mucho- romanticismo en esa mirada que quizá dan los muchos años de apego, energía, trabajo e ilusión puestos, dados en un vehículo que a muchos nos ha dado tanto.
Aún así, cada uno es de su padre y de su madre y por lo tanto esa mirada es únicamente de Juan.

Juan Merallo dijo...

Gracias bicietereo.
En efecto, es mi mirada, mi opinión, mi sensación...
Pero siempre hay quien se lo va a tomar personalmente, es condición humana. No pasa nada.
Gracias por tu reflexión.

Rocío León dijo...

"(...) quizá por el hecho disminuir la velocidad (esa religión)". Muy acertada definición,y que sufridas consecuencias el tio o la tia acelerando el motor para presionarte oohmmm. Una suerte aquellos y aquellas que disfrutamos a diario del privilegio de usar la bici como medio de transporte. He de admitir que últimamente, además de inspirarme en la calzada todas las partículas que pululan de los coches circundantes (acabo de repensar mi ruta para evitarlo), esa "criminal actitud" de usar el coche para "ir a por el pan" me inspira un enfado universal.Enfado que me lleva a pensar en ponerme una cartel a la espalda con algún mensaje tipo: "por favor, deja intoxicar a los demás por tu comodidad", algo así. Todavía no lo he ejecutado pero me queda poco. Un día un señor maleducado me llamo: "loca, no te da vergüenza llevar a la niña ahí". Me quedé pálida. Solo me salió: caballero, ústed nos esta envenenado con su tubo de escape me llama "loca" a mi. En fin, que os voy a contar a los y las que usáis la bici. Desde este hecho, cada día lo del cartel me late con más fuerza, como siempre la ignorancia es el gran mal. Gracias por el artículo y a seguir disfrutando del maravilloso pedaleo.

Anónimo dijo...

A mi la bici me produce ansiedad por el entorno agresivo de la ciudad así que la cogeré solo para pasear, para la ciudad es mejor seguir la corriente agresiva circulatoria

Guss Ramis dijo...

Así es Rocío, no quieren tener capacidad de entender el daño que dejan, porque su comodidad; invade, e intoxica. A Todos.
Y no hay que olvidar que no van a bajarse del coche por razones con inteligencia, por lo que hay que animarles, y empujarles un poquito ...
O no ?

Rocío León. dijo...

Releyendo, cuando escribí "una suerte los que disfrutamos(...)" no lo escribi de manera irónica, es lo que siento realmente.Me chifla ir con la bici, mi gran compañera desde hace muuuchos años.Ansiedad...ya supongo que conducir en megaciudades no debe ser tan sencillo como en ciudades pequeñas como es mi caso...quizá tendríamos que acompañar al colectivo de jóvenes todos los viernes colocándonos ese día un cartel jeje ¡Buen pedaleo!

Juan Merallo dijo...

Lo mejor de escribir un post en el blog es leer algunos inspiradores comentarios a posteriori.
Gracias Rocío, Guss... todos.

Guss Ramis dijo...

Desde luego Juán...
Pués ahora que estas en buena racha, no dejes de provocarnos, jejeje
Nos gusta leerte, y saber que estas ahí. Donde tu necesitas, pero esta bien sabernos que pedaleamos, y con buena Salud !! Para Todos ...