miércoles, 9 de julio de 2014

Las locas bicicletas extraterrestres madrileñas


Desde la inauguración de la bicicleta pública madrileña todo el mundo cree tener la llave de cómo debería haber sido el sistema. Unos lo hubieran hecho radicalmente distinto, otros sólo con algunos pequeños, pero irrenunciables, cambios.

Ha habido graves errores al principio, y lo peor es que sigue habiéndolos dos semanas después. Hoy veía impotente como una persona no podía retirar una bicicleta de una estación y otra llevaba diez minutos esperando una simple gestión en un totem. No me parece serio que se puedan justificar diciendo que también ocurrió en otras ciudades. Confío en que se irán corrigiendo esos errores en los próximos días. 


Independientemente de esto, creo que todos tenemos una idea de cómo nos hubiera gustado que fuera el sistema, pero seguramente lo que ni este ni ningún sistema de bicicleta pública puede pretender es contentar a todo el mundo o poner cerca de cada potencial usuario una estación de BiciMad, además con un determinado tipo de bicicleta, porque sobre esto también hay diversas opiniones.

Yo tengo mi particular visión de cómo debería haber sido el sistema, pero no voy a aburrir al personal, porque ni este sistema debía ser hecho para mí, que ya tengo bicicleta y la uso por Madrid, ni creo tener la soberbia de poder asegurar que sé exactamente como tenía que haber sido. 


Tengo un importante conocimiento sobre la movilidad madrileña y he dado muchas conferencias en España y América Latina sobre bicicletas públicas. Pero no me he parado a estudiar, porque no es mi labor, como debe ser este sistema de bici pública para conseguir sus objetivos, cuáles son esos potenciales usuarios que necesita Madrid y donde hay que poner esas estaciones. Eso lo han hecho con la mejor de las intenciones unos técnicos del Ayuntamiento a los que conozco y en los que confío.

Cualquier sistema de bicicleta pública debe pretender, por definición, conseguir que gente que no usaba la bicicleta en la ciudad la comience a usar ahora y acabe haciéndose dependiente de la eficacia y facilidad de moverse en bicicleta por su ciudad, para que acabe comprándose la suya propia, si esto le es posible.

Y, a tenor de lo que yo estoy viendo en mi entorno, parece que eso es lo que se puede estar consiguiendo, que algunos nuevos usuarios se animen a usar la bicicleta en Madrid.

Os voy a presentar a dos compañeros míos de trabajo, Ana y Benito, son los que podéis ver (cada uno a mi lado) en la foto de entrada de este artículo.

Estas dos personas, por diversas razones, jamás han circulado en bicicleta por la ciudad, pero les ha faltado tiempo para sacarse el abono del BiciMad y decidirse a lanzarse a usarla para algunos de sus desplazamientos cotidianos. Tengo que decir que soy el primer sorprendido.

Antes de la creación de este sistema he escuchado a estas dos personas algunos de los habituales (y hasta cierto punto normales) prejuicios que todo el mundo suele decir sobre la bicicleta en la ciudad. Pero algo tiene de mágico esta bicicleta pública que anima a la gente a decidirse a dar el paso. Y eso, en si mismo, tiene mucho valor.

Ahora da gusto ver a Ana llegar al trabajo con una sonrisa de oreja a oreja y diciendo una de sus expresiones preferidas “¡Me encanta!”


Benito, por su parte, me pide expresar lo siguiente: “Es un gran aliciente pensar que al salir del trabajo voy a coger la bicicleta, con lo que haré ejercicio, al tiempo que me traslado al lugar donde quería ir”.

Mi amigo Santos, un recién incorporado al mundo del ciclismo urbano, iba el otro día por primera vez al trabajo en esta bicicleta pública, en un recorrido básicamente cuesta arriba, y describía la sensación del pedaleo asistido como "Pedalear como en la película ET, pero con el marciano dentro de la bicicleta".



Ojala que se arreglen pronto los problemas que trae BiciMad desde su inauguración y en un breve futuro podamos decir que esta bicicleta pública contribuyó a hacer más visible a los ciclistas en Madrid y que fue un paso de gigante hacia un establecimiento de la normalidad ciclista en nuestra ciudad.

Otras direcciones de interés:
Cómo funciona BiciMad
Cómo superar los errores de BiciMad

PD: Me entero un día después de publicar la entrada que Elisa Barahona (la Directora General de Sostenibilidad, la responsable de la bicicleta en el Ayuntamiento de Madrid) está usando el BiciMad para ir a las reuniones oficiales donde hay estaciones del sistema, dejando el coche oficial aparcado. Me ha encantado enterarme de esta noticia, me parece un ejercicio de coherencia y una manera de dar ejemplo, además de aumentar el número de ciclistas por esta ciudad que se está llenando de bicicletas a pasos agigantados.

27 comentarios:

Pilar dijo...

Gracias Juan por tu visión.

Yo veo las bicis públicas madrileñas como otra opción más de transporte en bici. Es decir, los que tenemos bici propia, en algún momento podemos necesitarla, no seremos los principales usuarios objetivos, pero también podemos tener la bici en el taller y necesitar, temporalmente, una bicicleta pública, por ejemplo.

Lo que sí me parece positivo es el avance hacia la movilidad sostenible, máxime cuando se está apoyando con una campaña informativa muy chula e interesante para la convivencia de todos los medios de transporte en la ciudad madrileña (en las traseras de autobuses y chirimbolos -mupis- además de boletines informativos y folletos en centros municipales. Además, se están añadiendo cuñas de radio.

Y me parece una medida excelente para quienes no tienen espacio en su casa para dejar una bici o para que quienes lo habían pensado alguna vez, ahora puedan, como dice Juan, materializar ese deseo.

Espero que la web del Ayto. y la Oficina Virtual de la Bicicleta o la misma página del BICIMAD sean invadidas por sugerencias que mejoren y se adapte mejor el sistema a las necesidades de los usuarios de Madrid. ¿Y por qué no podemos estar "locos por las bicis" en esta ciudad?

Todo se andará ;-)

Anónimo dijo...

Tendrán esa misma opinión en invierno??? Cuando tengan que coger la bici a 1-2 grados de temperatura??

Bicis eléctricas dijo...

"Cualquier sistema de bicicleta pública debe pretender, por definición, conseguir que gente que no usaba la bicicleta en la ciudad la comience a usar ahora y acabe haciéndose dependiente de la eficacia y facilidad de moverse en bicicleta por su ciudad, para que acabe comprándose la suya propia, si esto le es posible."
De acuerdo con la idea general pero hay un par de cosas que es importante matizar:
-Que esa búsqueda de ususarios sean del transporte motorizado y si es privado mejor. De lo contrario tenemos una postal muy bonita como en Sevilla pero mirando con lupa vemos que la mayoría eran peatones que ahora van en bici sin grande cambios en los porcentajes del reparto modal para los coches, vg.
-Que dentro de los estudios se cuantifique la huella que dejan los trasvases de bicicletas de las estaciones más pobladas a las que no.
Salud y pdal

Juan Merallo dijo...

Anónimo. Si han superado el prejuicio del calor, ¿por qué no pueden superar también ese? Muchas personas circulamos en bici con esa temperatura.

Juan Merallo dijo...

Bicis eléctricas, gracias por tus interesantes apreciaciones.

De acuerdo con lo que dices.

Y habría más cosas que matizar, como que los cambios modales no tienen por qué ser absolutos (directamente de coche a bicicleta), sino que suelen ser movimientos vivos. Peatones que van en transporte público saturado pueden ver atractivas las Locas y pasarse a pedalear ellas. Entonces el TP no va tan colapsado y deja paso a automovilistas que pasan a ver atractivo el TP. Este tipo de estudios son mucho más complejos, pero a decir de los expertos existen.

Por otro lado, aparentemente el cobro de la primera media hora evita el uso de desplazamientos netamente peatonales (sin trasbordo de TP, es decir de entre 1 y 500 metros) al no ser totalmente gratuito.

Y el pedaleo asistido, en principio, debería suponer un mejor reparto de las bicis en las estaciones, al no ser tanto incoveniente las subidas, como ocurría en Barcelona. Pero eso está por verse.

Juan Merallo dijo...

De acuerdo contigo Pilar.

La campaña ha sido muy buena. Muy motivante y de crear muy buen rollo entre los ciclistas y el resto de agentes del tráfico.

Anónimo dijo...

Gran reflexión desde mi punto de vista.
No puedo estar más de acuerdo con lo que planteas, y sobre todo con el equilibrio y riqueza de matices con que lo expones, habida cuenta de la amplitud y complejidad de los factores y aristas que concurren en la cuestión. Y también teniendo en cuenta el contexto en que vivimos, con la inclinación tan latina dada a opinar todos negativamente sobre lo poco nuevo que muy pocos crean alguna vez después de mucho tiempo transcurrido, a opinar además todos que todos los demás opinantes ‘menos yo’ se equivocan, y a opinar tajantemente y sin ponderación alguna sobre cuestiones con tantos análisis, datos y sensibilidades como personas existen.
En esta cuestión, y en general en el eterno debate sobre la interacción entre los distintos modos de movilidad, creo que hay que valorar lo que para mí es el punto de origen en el que todos deberíamos estar de acuerdo: el progreso que siempre supone poder optar a una nueva oportunidad de movilidad que no existía (sin olvidar que, una vez transcurrido el tiempo prudencial que permita una correcta evaluación de la novedad, de cualquier hipotética equivocación -parcial o total- sobrevendrá siempre un aprendizaje que permitirá avanzar a futuro en la materia) y el derecho de cada individuo a elegir, entre todas las variantes que vayan surgiendo, el modo por el cual decide realizar cada uno de sus desplazamientos (y por tanto, respetar igualmente la elección que realizan los demás, evitando imponerles que se desplacen como a mí gustaría).
Repito, enhorabuena

Juan Merallo dijo...

Vengo del centro, de hacer unos recados en bicicleta y he llegado con un subidón enorme a mi casa.

Había bicicletas por todos lados, era raro ir en una calle que en el mismo tramo de calle no hubiera otra bici. En el tramo de Gran Vía-Cibeles del carril bici (deben ser unos 400 metros) me he encontrado con ocho ciclistas entre los que iban de subida y los que bajábamos.

Luego, en el tramo de ciclocarril de Alcalá en subida pegado a El Retiro, que procuro evitar en horas de mucho tráfico, metiéndome por dicho parque, hoy me he sentido con más confianza para poder ir despacio, porque íbamos tres ciclistas en total y en el carril no se metía ni un coche, ya lo tendrán que dejar como carril exclusivo para bicicletas de seguir esto así ;-)

Luego puede que venga el calor fuerte, o el frío, o la lluvia, o lo que sea, y la cosa baje. Pero, por favor, dejadme disfrutar de estos momentos, que llevo 23 años moviéndome en bicicleta por Madrid en bicicleta y nunca había visto algo así.

Juan Merallo dijo...

Gran reflexión de anónimo sobre la habitual conducta latina a ver negativo todo lo nuevo.

Alguien me dijo una vez que en este país todo el mundo se cree un experto en fútbol y en gestión de la movilidad. Como que todo el mundo circula por las calles de una u otra manera, mucha gente ya se cree con la experiencia suficiente para gestionar toda la movilidad de una compleja ciudad.

Nos falta un pelín de humildad y de saber escuchar. Pero en esto, como en lo de usar la bici en la ciudad, cada vez se ve más gente que sí que lo hace. Vamos a darnos un poco de tiempo.

Anónimo dijo...

Yo llevo 4 días usando bicimad. Todos los días cojo alguna bici y va a ser mi medio de transporte en el centro, seguro. Para ir al trabajo usaré el metro, como hasta ahora, porque bicimad no llega. No estoy de acuerdo con lo que dices de que cualquier sistema público de bicis tiene, por definición, que promover que la gente se compre su propia bicicleta. Yo no creo que me compre nunca una bici porque no tengo garaje donde ponerla y me parece muy incómodo subirla todos los días en el ascensor. Además, tendría que ser eléctrica, porque soy incapaz de subir de Lavapiés a Sol, por ejemplo. Bicimad me parece la solución ideal para transporte en Madrid. Esperemos que se extienda espacialmente y en número de bicicletas. Yo creo que si todo el mundo tuviera una estación de bicimad en la puerta de su casa, o a una o dos manzanas, veríamos una revolución en el transporte madrileño.

Juan Merallo dijo...

Anonimo, en primer lugar, gracias por unirte al cada vez más copioso número de personas que usamos la bicicleta en Madrid.

Como puedes ver en mi artículo decía que las bicis públicas promueven que la gente se compre su propia bicicleta, y la experiencia de otras ciudades es que acaba siendo así. Pero en el mismo párrafo indico "si esto le es posible", porque, en efecto, hay gente, como mi compañera Ana, la de la foto del principio del artículo, que no tiene espacio en casa y no le será posible hacer tal cosa.

Hay muchas casuísticas y el sistema público de bicis deberá seguir existiendo, pero unas personas pasarán a usar la suya propia cuando vean que les sale más rentable y otros nuevos entrarán a usarlo de primeras.

En cuanto a la ampliación, esa es la promesa que se nos hizo desde el Ayuntamiento, que progresivamente iría ampliándose en número de estaciones y bicicletas hacia los barrios del exterior.

Anónimo dijo...

Muy bueno, creeme
que soy de la misma opinión, por alguna razón las barreras personales
estan cayendo con la bicicleta pública y se animan a circular , pero
de que mejor manera!

Daniel dijo...

Juan, yo también vengo de subidón, pero en Alicante. Hay más bicis que nunca (y eso a pesar de que hemos perdido recientemente el sistema de alquiler de bicis público), pero esto va adelante. Cada vez más gente pedaleando (y hace calor, y aquí no hace frío en invierno -bueno, algún día-). Gracias una vez más por tu blog, me encanta tu estilo de pedaleo.

Anónimo dijo...

Y los que vivimos "fuera" de madrid, es decir, fuera del recinto amurallado de la M-30, no tenemos derecho a tener bicimad? No he visto ninguna parada por Aluche o Carabanchel, por ejemplo...

Juan Merallo dijo...

Somos muchos los que pensamos que el territorio abarcado es pequeño.

Confiamos en que tras la primera fase se amplíe el servicio hacia el exterior de la ciudad. En Barcelona fue así y en todos los manuales sobre bicicletas públicas se dice que es lo adecuado.

Por lo tanto, a los que vivimos fuera de la M-30 nos toca esperar para que nos resulte realmente útiles.

Mientras tanto, nadie nos prohíbe usar nuestra propia bicicleta ;-)

Juan Merallo dijo...

En Alicante también, me alegro. Pues que siga así la feria por todas las ciudades. Es lo que necesitamos.

Hoy nos hemos encontrado una amiga y yo en un semáforo con uno que iba sobre una Loca y nos ha saludado y nos hemos puesto a hablar. Hombre de mediana edad, bien vestido. Decía que era una maravilla, que llegaba enseguida a los sitios. Y señaló la bicicleta todo orgulloso, porque le había tocado la número uno de las 1500 que hay ;-)

Juan Merallo dijo...

Por cierto, según la cuenta twiter de BiciMad, ayer hubo 2300 USOS DE LOCAS EN UN SOLO DIA. Y eso que el sistema, aunque mejorando bastante, no está al cien por cien.

¡Esto promete!

Clarice dijo...

La magia de la bici pública reside en que los que nunca se habían atrevido a  salir "solos" en bici por la calle ahora saben que lo hacen con, en el caso de Madrid, unas potenciales 1500 personas mas.

Me encanta ver cuánto lo están disfrutando estas personas que hasta ahora ni se habían planteado que este modo de transporte estaba a su alcance también.

Poco a poco, BiciMAD esta cumpliendo con su papel.  Toca resolver los problemillos de la puesta en marcha (que no son pocos!), pensar en extender el servicio a otras zonas y... nos vemos por las calles!

Gracias. Juan, por el artículo.

Guss Ramis dijo...

Gracias Juan por tu buena moderación de las ideas, y sensaciones que hemos tenido cada uno sobre BiciMad.
A mi al menos me has cambiado completamente el punto de vista.
Ahora ya estoy con todos los que lo veis positivamente, y sobre todo con futuro.
Para poder atraer a los que no veían como salir de la dependencia del abuso del coche.
También a esos que decían que Madrid tiene muchas cuestas, y que con la pedalada asistida, la sensación, cambia a la de subir "a toda leche".
Mi sensación esta semana también ha sido de que ver muchas bicis, y algunas, eran BiciMad con gente con aspecto de ir felizmente a sus cosas, casi que gozando de este placer.

Anónimo dijo...

La verdad es que yo también estoy bastante sorprendido con la acogida que ha tenido el sistema a pesar de las dificultades técnicas que está teniendo, que lejos de "espantar" a los usuarios, parece que está produciendo el efecto contrario.

Otro factor positivo del efecto llamada del servicio de bicis de Madrid, es que permitirá que los carriles bici se asienten definitivamente en la educación-cultura de conductores y peatones. A ver si definitivamente puede existir una convivencia más natural entre todos y que al tocar el timbre en un carril que discurre por acera, sea percibido como una señal de paso y no como un gesto de pelea.

Un saludo a todos.

Juan Merallo dijo...

ASí es, parece que como ha ocurrido en otros lugares con las bicicletas públicas se llega a un perfil de usuario que no se llegaba de otro modo y que estaba latente esperando a pedalear por la ciudad.

villarramblas dijo...

Pues yo estoy viendo mucha gente que se anima a usarla en parejas, lo que les ayuda aún más a dar el paso y perder el miedo de ir por la calzada. Y el efecto publicitario para que otros se animen al verlo también está siendo bueno. Fijáos en la estadística de bicis en circulación en cada momento:
http://bicimadmap.com/analytics

En septiembre, esto peta.

Juan Merallo dijo...

Interesante lo de las parejas. Yo también lo he visto, aunque lo que yo he visto en ese plan ha sido principalmente en plan ocio.

Totalmente de acuerdo que septiembre se va a notar mucho, porque si habitualmente es de por si un mes que se van más bicis que otros meses, con el impulso de las Locas es más que posible que la ciudad se llene aún más de bicicletas.

Elena R. dijo...

Creo que hasta ahora nadie a hablado del precio. Me encantaría usar BiciMad, pero 0.50€ cada vez que se use me parece excesivo. Si es necesario tener el abono de transporte, coger la bidi dos veces al día sólo entre diario serían 10 euros más al mes. Por ejemplo, yo debo comprar un abono B3, 82 euros en transporte, si además tengo que sumar el uso de la bici... Me parece bien cobrar una tarifa anual, pero si se tiene el abono de transporte, debería ser un precio simbólico (0.10 la primera hora, o incluso gratuito). No sé cómo está en otras ciudades.

Juan Merallo dijo...

Elena, estoy de acuerdo contigo. De hecho en la postura oficial de Pedalibre planteamos nuestras dudas sobre el precio:
http://pedalibre.es/2014/06/23/inaugurado-el-sistema-de-bicicletas-publicas-de-madrid/

El razonamiento que ha expuesto el Ayuntamiento para fijar esas tarifas es que el resto de Ayuntamientos han detectado que al ser gratuita la primera media hora se usaba para desplazamientos que originalmente eran peatonales, lo que era ineficiente desde el punto de vista de la tasa de ocupación.

Pero estoy de acuerdo contigo que si querían que fuera disuasorio para esos usos hubiera bastado con un precio menor del actual. No entro a valorar el tema de la rentabilidad, porque creo que estos sistemas siempre tienen que tener un cierto grado de subvención, al ser algo bueno para la ciudad. Vamos, que están subvencionando la compra de coches, como para no subvencionar el alquiler de bicis públicas.

En cualquier caso no sé si sabes que hay opciones para conseguir descuentos, como es el coger la bici en una estación muy llena, o dejarla en una estación bastante vacía (tasas del 70% en ambos casos) o también reserva el anclaje en la estación de llegada (este último no se acumula al de la estación semivacía). Por lo tanto se te puede llegar a quedar con 30 céntimos.

Pese a todo ello estamos sorprendidos de todo lo que se está usando pese al precio.

villarramblas dijo...

Elena R, si vienes desde la zona B3 en bus lo que te digo no te va a servir, pero si usas el cercanías sí.

Deja el abono transportes, pilla un abono mensual de cercanías, que sale por 15 € menos, y combinado con biciMAD y los descuentos de los que habla Juan te puedes ahorrar unos 7€ al mes.

Modo On dijo...

Muy interesante! Muchas gracias! Aquí, recién estrenado os dejo mi blog! Espero que sea de su agrado: http://onmodoon.blogspot.com.es

Un saludo amigos!