viernes, 14 de octubre de 2011

Estudio sobre accidentalidad ciclista en Bogotá


El titular de la noticia ya comienza mal, pues si está hablando de analizar los datos que provocan accidentes no tiene sentido adjudicar al casco un protagonismo en los accidentes que no tiene: "El 63 por ciento de los ciclistas no usa casco", como si el hecho de no llevar casco fuera lo que provocara el accidente, lo que es a todas luces incongruente. El accidente lo provocará un acto impropio del ciclista o de un vehículo motorizado (como el de la foto anterior, que adelanta al ciclista sin apenas dejarle distancia lateral de seguridad) u otra causa, pero el sólo hecho de llevar casco no evita el accidente en si mismo.

En el propio texto de la noticia reza, tras referirse a los muertos y heridos: "El problema radica en la falta de uso de los elementos de seguridad de los ciclistas, en vías compartidas con vehículos o ciclorrutas." Esta frase, que ya de por sí es muy aventurada, pues no se sustenta por lado alguno, ni en el estudio ni en el texto de la noticia, lo que hace es indicar que un ciclista es atropellado por un vehículo motorizado de forma casi exclusiva porque no se ha puesto los elementos de seguridad, que como habla de "ponerse" esos elementos de seguridad debe tratarse del casco, reflectantes, etc. Una vez más enfatizando la seguridad pasiva, que no evita los accidentes, en vez de la seguridad activa, que es la que de verdad puede evitar los accidentes.

Alguna vez me ha ocurrido que, en vía urbana, después de que un automovilista ha ejecutado un adelantamiento indebido al adelatarme, sin dejarme la debida distancia lateral de seguridad, al comentárselo en el siguiente semáforo en el que irremediablemente tiene que parar, me ha contestado el conductor del vehículo que lo que tengo que hacer es ponerme un casco. Es decir, tirar balones fuera para no admitir su responsabilidad en la maniobra que acaba de realizar. Al preguntarle que si me pongo el casco me va a dejar la debida distancia lateral de seguridad, se callan. Y se callan porque se dan cuenta de lo ridículo que resulta lo que ha dicho. 

Con el tratamiento de esta noticia y con el tratamiento que se le da al ciclista de forma habitual, pretendiendo cargarle toda la culpa de lo que le pase, incluso en los casos en los que no la tenga en absoluto, lo que se está es obviando la realidad de las calles: hace falta más educación y responsabilidad vial, tanto de ciclistas como del resto de componentes de la movilidad, especialmente de los más peligrosos, los que mueven toneladas de metal a unas velocidades impropias. Sólo de ese modo se conseguirá, de verdad, reducir el número de accidentes y así podremos ir en bicicleta de forma más segura.

En este tipo de noticias se agradecería que recalcaran más cuáles han sido las verdaderas causas de los accidentes. Que se aconsejara lo que tanto ciclistas como motorizados pueden hacer para solucionarlo de forma activa, responsabilizándose de sus acciones, señalizando, respetando velocidades, distancias en los adelantamientos, etc. De ese modo sí que descenderá, de verdad, la siniestralidad vial.

6 comentarios:

David Serna dijo...

Buen artículo, casualmente yo escribí hoy sobre los mismos datos, pero como los daba la página de movilidad, no había visto lo del tiempo que es 10 veces peor que lo de Movilidad. http://miradadesdelaciclorruta.blogspot.com/

Pilar dijo...

Gracias Juan por el artículo y gracias a David Sernam, cuyos videos para aprender a circular en bici me parecen muy interesantes.

Acabo de volver de Londres, he visto muchos ciclistas, casi todos con casco. Ciertamente, me parece que algunos si que se arriesgaban bastante. Lo que si parece claro es que la cultura del terror y el miedo funciona.

Así andamos mal!

Salud.

Juan Merallo dijo...

Gracias David y Pilar por vuestras aportaciones.

Muy interesante tu artículo, David. Lo del "pensamiento mágico" de mi amigo Carlos Pardo es muy bueno: "use casco para que no se acerquen los carros ni lo atropellen".

Yo creo en el poder del pensamiento, pero no hasta ese punto ;-)

Anónimo dijo...

Sin reflectantes sí que te pueden atropellar por las noches,... pues quizá no seas visible. Revisa tu texto.

Juan Merallo dijo...

Anónimo, gracias por el consejo. He revisado el texto, pero sigo pensando que es correcto y voy a intentar explicar por qué.

En tu propia frase ya estás indicando un "puede" y un "quizá", porque en efecto los elementos reflectantes no son la panacea. Al fin y al cabo siguen siendo, desde mi punto de vista, pura seguridad pasiva en los que la capacidad para evitar accidentes son bastante pequeños. Yo llevo algún reflectante por la noche, pero siempre en la bicicleta, no necesariamente en el ciclista.

¿Por qué se hace tanto hincapié en los reflectantes y no en las luces? ¿Por qué se hace tanto hincapié que sea el ciclista quien lleve el reflectante y no en la bicicleta? (Léase http://eldelabici.blogspot.com/2008/09/el-chaleco-reflectante-ese-mito.html)

En todo esto subyace un deseo por parte de los de siempre de que toda la responsabilidad de lo que pasa en las vías sea del ciclista, cuando todos sabemos que esa responsabilidad está compartida con otros muchos agentes de la movilidad.

En definitiva: ¿Hace realmente falta un reflectante en una vía urbana (objeto del estudio de Bogotá) bien iluminada cuando ya se llevan luces? La respuesta es NO, porque no te mejora sustancialmente la seguridad, como ocurre con el casco, de ahí el meterlos en el mismo saco en mi texto. De hecho, en España, uno de los países de Europa más restrictivos de derechos para los ciclistas y con más obligaciones para estos, el reflectante para el ciclista no es siquiera obligatorio en vía urbana, sólo en vía interurbana.

Por lo tanto, sí, un reflectante podría evitar un accidente, igual que un intermitente luminoso para bicicleta también podría evitarlo, pero el problema de inseguridad ciclista continúa ahí, pese a que nos llenemos de reflectantes el cuerpo y la bicicleta.

Reyes García, Sebastian dijo...

Efectivamente el respeto es la base de toda buena convivencia y los usuarios de bicicletas no somos una excepción.
Llevo casco siempre por si acaso; no te atropellan menos pero en caso de un golpe contra el suelo puedo salir mejor parado
www.bicicleta-electrica.blogspot.com