martes, 2 de noviembre de 2010

La invisibilidad del ciclista


La Dirección General de Tráfico ha detectado un aumento de la siniestralidad ciclista, especialmente en las ciudades. Por ello inicia una campaña para que los ciclistas lleven luces y reflectantes. Argumentan que el motivo de la campaña es reducir el número de accidentes en los que se ven implicadas las bicicletas.

Tengo que decir que me parece bien que se avise a los ciclistas de que tienen que utilizar en horario nocturno luces y algún elemento reflectante (preferiblemente en la bicicleta). Un ciclista sin luces por la noche es muy poco visible.

Pero me surgen una serie de preguntas:

¿Es que en los accidentes de ciclistas se ha detectado que la mayor parte ocurre por no llevar luces y por eso se inicia esta campaña poniendo en los ciclistas toda la responsabilidad de lo que les ocurre? No se dice nada al respecto en la campaña, seguramente porque no se puede decir, porque la ausencia de luces y reflectantes no es la principal causa de los accidentes en los que se ven involucrados ciclistas.

¿No es cierto que la mayor parte de estos accidentes ocurren de día, con buena visibilidad y hay un vehículo a motor implicado que generalmente incumple alguna norma (exceso de velocidad, no respetar la prioridad de paso, adelantamiento indebido...) y que en una buena campaña para reducir el número de accidentes de ciclistas deberían estar implicados estos conductores motorizados? Parece que si, pero una vez más no hay la suficiente valentía para decirle a esos conductores que las bicicletas son vehículos a los que hay que respetar.

Me parecería igual de importante para mejorar la seguridad de los ciclistas que se hiciera una campaña para comprobar que los vehículos a motor dejan la distancia lateral reglamentaria al adelantar a un ciclista, cosa que no se cumple y que nos pone, cuando vamos en bicicleta, en un muy serio peligro, no sólo de noche, sino también de día.

Mejorar la seguridad de los ciclistas está también en mano de los conductores de vehículos a motor, no sólo de los ciclistas.

Información indebida

Por otro lado, pienso que no se está informando bien a los medios de comunicación y así se oye y ve en algunas radios y televisiones que los ciclistas deben llevar chalecos reflectantes. También se está diciendo que estas obligaciones son nuevas, cuando están desde la Ley de 2003 y el Reglamento General de Circulación de 2004. Ahora lo que se ha aprobado es una ley que regula el procedimiento sancionador, pero la norma es la misma de hace siete años.

¿Entonces cuáles son exactamente esas normas por las que nos pueden multar?

Luces

Son obligatorias para las bicicletas (una delantera blanca y una trasera roja) de noche y también de día si se dan circunstancias de baja visibilidad (niebla, túneles).

Reflectantes

Es obligatorio un catadrióptico rojo trasero en la bicicleta. Aunque esto no lo sabe prácticamente nadie. Por lo tanto, es posible que esto ni lo pidan, cuando resulta ser más eficaz que, por ejemplo, un chaleco puesto en el cuerpo del ciclista.

Por otro lado, el ciclista tiene que llevar una prenda reflectante cuando sea necesario el alumbrado y se circule por vía interurbana. Es decir, no es obligatorio el uso de prenda reflectante para el ciclista dentro de las ciudades y pueblos.

¿Qué nos apostamos a que nos van a llamar la atención o poner multas por no llevar reflectante en zona urbana, pese a no ser punible?

¿Qué nos apostamos a que nos van a poner multas por no llevar un chaleco reflectante (que es lo que algunos medios de comunicación están diciendo que es obligatorio), aunque llevemos una “prenda reflectante”, que puede ser una tobillera reflectante o una banda reflectante o un chubasquero reflectante?

En cuanto a los reflectantes, recomiendo mirar el artículo que publiqué al respecto un par de años atrás.

De la invisibilidad

Es cierto que el ciclista es invisible, pero no sólo porque lleve o deje de llevar luces o reflectantes. Somos invisibles también de día, porque mientras las administraciones responsables se sigan empeñando en no hacer partícipes a los conductores de vehículos a motor en la seguridad de los ciclistas, para ellos seguiremos siendo el estorbo que les impide correr a grandes velocidades. Seguirán pensando que la culpa de todo lo que nos pasa es nuestra aunque las estadísticas digan lo contrario. Seguirán pensando que no tenemos derecho a circular sobre la calzada. Seguirán (sólo algunos, pero son demasiados) pisándonos, pitándonos e insultándonos.

Y mientras tanto, nosotros, seguiremos en lo que nos han enseñado, en nuestro papel de culpables de lo que nos ocurre, más preocupados de la seguridad pasiva que de la seguridad activa, que está llevando a que los accidentes de bicicleta no sólo no estén bajando, sino que incluso estén empeorando levemente, mientras los de automovilistas han descendido alrededor del 50% . ¿Por qué nosotros no?

Cambio en la Ley de Seguridad Vial

Este último fin de semana se ha celebrado el “VIII Congreso Ibérico La bicicleta y la ciudad”. Una de las conclusiones de este Congreso es que la normativa estatal ciclista está obsoleta desde su raíz, desde la ley, y que debe ser urgente e integralmente reformada para ponerse al día con la realidad ciclista que está ocurriendo en nuestras calles y carreteras. Eso sí que mejoraría sustancialmente la seguridad de los ciclistas. Ya nos toca.

20 comentarios:

Jorge Iván Ballesteros Toro dijo...

Estimado Juan, gracias por el artículo, la diferencia con el caso Colombiano no dista mucho. Por lo pronto comento que la bicicleta sigue siendo una alternativa para los Gobiernos y Estados, algo que debemos cambiar para que la Bicicleta sea un Medio de Transporte, es el ideal y a lo que debemos apostar, de lo contrario cada vez las vías serán más amplias para el transporte privado y más angostas para los no motorizados.

Anónimo dijo...

Gran verdad, somos invisibles también socialmente, no sólo visualmente. También somos invisibles jurídicamente, las normas están hechas pensando en los motorizados.

guss dijo...

Muy buen artículo, y alentador para el futuro, y para ciclar mejor.
Respecto a la invisibilidad de las Bicis por los conductores; esta claro que es por su falta de atención, y por su continuada conducción negligente, y temeraria.
También porque no adecuan la velocidad a las circustancias, sino que conducen casi siempre por encima de la velocidad máxima permitida.
De tal forma que casi nunca les da tiempo a ver al ciclista, o peatón, y poder reaccionar, y frenar a tiempo; por lo que somos sus víctimas, atropellandonos por sus constantes infracciones, y velocidad excesiva.
Además del agravante. Que apenas son perseguidos por los responsables de que se cumpla la Ley.

guss dijo...

Alentadoras las palabras, e ideas que Manuel Martín de Con Bici compartió en el 8º Congreso Ibérico "La Bicicleta y la Ciudad".
Con vistas al próximo futuro, blandio ideas limpias, y claras, sobre la contaminación del automovil, y sus tragedias diarias contra la Vida.
De los cambios que necesitan nuestras Leyes, y poblaciones, y de la desvergüenza de los politicos, con pocas excepciones; que como siempre estan vendidos, y son incapaces de asumir la cruda realidad. Coches fuera. YA.
Difundir la verdad sobre las consecuencias en la Salud de la contaminación del automovil, que se ha convertido en un grave problema de Salud Pública. Omitido.
Sin olvidar el destrozo contra la vida de la Madre Tierra, y todos sus habitantes que supone la extracción, y el mal uso establecido contra el petroleo.
Añado que es imprescindible la reconversión de las minas, extracciones, fabricas e industria, sobre todo la relacionada con el automovil. Que toco su FIN.
Todo esto añadido al ahorro en carburantes, y en Sostenibilidad; devolverá en efectivo, e impuestos mucha de la riqueza que necesita nuestro Sistema económico quebrado.
Robado por unos que en juegos financieros, se lo han llevado a paraisos fiscales, y no miro a nadie, jeje.
Nuestra sociedad del bienestar la desmontan, mientras seguimos mirando.
La Bici nos UNE.

Ines Alveano dijo...

Gracias Juan. A cambio de lo que acabo de leer, los invito a leer este artículo (que aunque no habla de la invisibilidad de los ciclistas), deja entrever cómo las ciudades planeadas para los automóviles ya son indeseables por muchas razones...: http://www.ctsmexico.org/node/266

Enrique Henny dijo...

Felicitaciones por el artículo, por su claridad y valentía. Agradecería si me pudiesen informar acerca de estudios que señalen las causas principales de accidentabilidad de los ciclistas. Esto se menciona en el artículo pero no hay ninguna referencia para informarse en profundidad. Es un tema que siempre me ha preocupado, pero hasta ahora no me he enterado de dichos estudios.

Juan Merallo dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

En efecto, Jorge Iván, el caso colombiano tiene muchas similitudes. Hay que eliminar tantos prejuicios de la clase política y técnica. Nos queda mucho trabajo por hacer.

Juan Merallo dijo...

De acuerdo con Guss, según un lógico principio de proporcionalidad lo primero que tendría que ser perseguido con ahínco es a los que más daño causan, los motorizados. Estamos hartos de que se nos quiera protejer poniendo el peso de la responsabilidad de lo que nos ocurre sólo en nosotros. Y comparto la opinión del fantástico discurso de Manolo Martín en el Congreso Ibérico. A todos nos pareció adecuado y valiente, sobre todo teniendo en cuenta que allí estaban también personas con responsabilidades políticas.

Juan Merallo dijo...

Muy interesante el artículo Inés. Pone el dedo en la llaga sobre la importancia del estatus a la hora de determinar que tipo de transporte utilizar. Me parece clara como el agua la siguiente frase:

"Las empresas tienen que dedicarle menos capital a transportar personas y cosas, y el Estado tiene que destinar menos gasto en infraestructura para movilizar a la urbe. Todos usan menos energía en este proceso, y el bienestar social crece."

Parece mentira la cantidad de metros cuadrados que algunas empresas dedican al aparcamiento. El suelo no es gratis y están empleando en ocasiones más espacio al aparcamiento que a la propia empresa, lo que es ridículo en términos económicos.

Juan Merallo dijo...

Enrique, los datos a los que me refería son los que publica anualmente la propia Dirección General de Tráfico en sus estadísticas de accidentes. Puedes verlo, por ejemplo, aquí: http://www.dgt.es/portal/es/seguridad_vial/estadistica/
Ahí tienes tarea si el tema te interesa. Pero incluso eso hay que mirarlo de manera crítica. Recuerdo hace años hablando con un importante miembro de la DGT que me admitió que faltaba formación en el caso de los responsables de hacer el informe de accidente. Es decir, que si un automovilista atropella a un ciclista y este muere o no recuerda lo que pasó por el shock, la única versión es la del automovilista (el clásico "no le vi", "se me echó encima", etc.) En ocasiones es posible ver lo que ocurrió por como queda el entorno (huellas de frenada, etc), pero tantas otras veces esto no es posible y la versión del ciclista suele resultar la menos creíble.

Pilar dijo...

Gracias Juan por tu punto de vista.

Hoy he escuchado el anuncio de la campaña en la radio. Parece que regañan al conductor de bici, más que darle un consejo.

Como dices, sería más práctico hacer una campaña mixta: ciclista usa luces, conductor de vehículo motorizado respeta distancia de seguridad. Espero que para la próxima aprendan.

SANTI dijo...

Estimado Juan,
Muy interesante el articulo que adjuntas del pasado 2009 sobre la importancia de los reflectantes en Francia.
Creo que todos los ciclistas nos deberiamos concienciar de la importancia del uso de accesorios que mejoran la Seguridad del Ciclista de dia y noche como son: los Espejos Retrovisores,los reflectantes,las luces,el timbre...
Recomiendo visitar la web www.roadiesbcn.es
Saludos!

LasNubes dijo...

Un compa que hace ejercicios en la bici me dijo que este blog estaba barbaro, y no se equivoco, quiza a la gente que no le gusta la bici no le llama la atencion, pero esta bien armado

Juan Merallo dijo...

Gracias Lasnubes, me complace un montón que haya un número de personas, aunque sea pequeño, al que este blog le pueda resultar de interés.
Seguiremos en el empeño.

Anónimo dijo...

Estimado Juan

Un post muy bueno.
La bicicleta no contamina (ni química ni acústicamente), permite mantener limpio el aire de una ciudad, no ocupa casi espacio físico en la ciudad, las reparaciones y mantenimiento casi no generan residuos para el medio ambiente (frente a los aceites, ruedas, baterias, etc. de los coches), permite mejorar la salud del usuario y no empeorar la de los peatones, etc. Cualquier persona razonable pensaría que en una ciudad habría que favorecer este transporte frente al coche (ver paises como Holanda o Dinamarca), pues en España (salvo alguna ciudad puntual) no solo no se le favorece, sino que se le perjudica y se le pone obstáculos.

Mi experiencia (diaria en ciudad y pequeño tramo interurbano) es que la mayoría de los conductores españoles de vehículos de motor ignoran a los ciclistas (yo uso dos luces delanteras y dos traseras y varios reflectante, se me ve perfectamente pero parece que algunos conductores tienen graves problemas de visión...). Para muchos conductores la bicicleta no tiene prioridad (por ejemplo cuando estas dentro de una rotonda en bici) respecto a los coches, esta actitud es algo peligroso y muy generalizado, pero la DGT y los Ayuntamientos se olvidan de ello, por no mencionar el 1.5 metros de distancia, etc. etc. Por supuesto que los ciclistas tienen que ir bien visibles, pero para que vale si llevando luces y reflectantes no te respetan cuando tienes prioridad????

Otra de las grandes amenazas para el ciclista de ciudad son los padres/madres en coche con prisas por llevar a sus niños (muchos de ellos con problemas de obesidad debido precisamente al modo pasivo de llevarlos al colegio) a la hora de entrar al cole por la mañana, algunos padres con prisas ignoran todas las normas (saltarse semaforos, cedas, aparcar en doble y triple fila, etc. etc. con total impunidad y el consiguiente peligro para peatones y ciclistas).

Un saludo y ánimo con el Blog

Álvaro

http://www.ecotoxicologiayecologia.blogspot.com/
http://fotosnaturalezaymas.blogspot.com/

PD: curiosamente en una de las rotondas de tramo interurbano que frecuento, muy puntualmente se pone la Guardia Civil, y curiosamente en este caso hacen todos los conductores el ceda el paso a la bici, no quiero ser mal pensado....pero hay gente profundamente temeraria al volante que campa a sus anchas siendo perfectamente conocedores de las normas cuando les interesa. Hasta cuándo esta situación???

Juan Merallo dijo...

Alvaro, una de las cosas que has dicho es una de las realidades que más tiempo llevo estudiando, las prisas. Estas prisas (sobre todo las de los demás) son causantes de muchos de los problemas que nos encontramos los ciclistas. Tengo abundante documentación escrita sobre el tema, el día que me ponga a ordenarla o hago varias entradas de un tirón o publico un blog nuevo :-)

saudade dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Vivo en Barcelona y la invisibilidad del ciclista es flagrante. Los vehículos no nos respetan y los peatones tampoco! Me explico (con conocimiento de causa puesto que me encuentro actualmente haciendo rehabilitación porque un peatón cruzando en rojo me tiró de la bici y me rompí el pie), los peatones no están educados y se quejan de que invadimos las aceras mientras cruzan en rojo constantemente a pesar de que esté pasando una bicicleta correctamente. El ayuntamiento no ayuda puesto que pide a los ciclistas que "sean cívicos" pero ¿y a los vehículos y peatones?

Cartagena Ciudad dijo...

Me apunto a "el de la bici".
Me muevo en tramos interurbanos a menudo ya un poco oscuro y aparte de llevar los dispositivos visuales de la bici he comprobado que un chaleco surte mucho efecto.
Y que barato les resultaría a las autoridades competentes mantener los arcenes "simplemente" limpios. Pero para que? no existimos. A los coches les sobra en el asfalto el medio metro que nosotros necesitamos.

Juan Merallo dijo...

Cartagena. Si bien el chaleco reflectante puede ser de utilidad en algunos casos, sobre todo en tramos interurbanos sin iluminación, como tu comentas, sin embargo tampoco son la panacea. Mira el siguiente post que publiqué al respecto en 2008:
http://eldelabici.blogspot.com/2008/09/el-chaleco-reflectante-ese-mito.html

Cartagena Ciudad dijo...

totalmente de acuerdo. Gracias por la molestia.