domingo, 10 de febrero de 2008

Contradiciones y publicidad

En este enlace podéis leer una noticia sobre Murcia y la teórica apuesta por el tranvía y la bicicleta "como opciones básicas a la hora de solucionar la movilidad". Muy bien, enhorabuena.
Pero resulta que justo al lado de la noticia, en un espacio propagandístico, cuando yo lo vi por primera vez (puede cambiar, de hecho lo hace a menudo) estaba el anuncio de un automóvil, contrarrestando lo positivo del texto sobre el tranvía y la bicicleta y tirando por la borda mucho del beneficio que la noticia pudiera suponer a favor de estos dos sostenibles medios de transporte.

La mano de la industria automovilística es larga, muy larga y sucia, por mucho que quiera disfrazarla de falso medioambientalismo, como el de ese vehículo que anuncian y que lleva inherentes todos los perjuicios del automóvil: ocupación de espacio, peligrosidad, esquilmamiento del espacio público, ruido y, también, contaminación.

¡Qué país! ¿Para cuando un organismo que de verdad regule y pueda velar contra las intromisiones y mentiras de la publicidad que la industria sucia y sus perniciosos efectos consigue meter en todos los hogares a golpe de talonario?

En ConBici existe un Grupo de Trabajo, al que pertenezco, llamado Observatorio sobre la Publicidad de la Movilidad Sostenible. Nació hace ya bastantes años a raíz de un artículo que publiqué en la revista Sin Prisas (¡qué buena revista aquella!) llamado "Uso y abuso de la bicicleta en la publicidad".

En este Observatorio hacemos un seguimiento de los contenidos publicitarios que están relacionados con la movilidad sostenible. Con ello pretendemos que el mundo de la comunicación y la publicidad, ya sean anunciantes, agencias o medios de comunicación realicen un tratamiento en su contenidos que sean respetuosos con una movilidad segura y sostenible. Mas información sobre este Observatorio aquí.

El alma del grupo de trabajo es el cordobés Gerardo Pedrós. Podéis ver una presentación suya sobre la publicidad del cambio climático y el consumo energético aquí.

5 comentarios:

Gerardo Pedros dijo...

María Sintes comentó en su libro "La ciudad, una revolución posible" este tipo de contradiciones de los medios. En un periodico te encuentras una noticia criticando la polución que producen los CO2CHES y posteriormente ves otra noticia lamentándose de que la venta de CO2CHES sube menos de lo deseable.

Hiawatha dijo...

En el programa de radio del Pedalea estamos leyendo casi cada semana los "kafkianos" anuncios de los coches "verdes". Como están utilizando el discurso del desarrollo sostenible para abrir una oportunidad de negocio es indignante.

Gerardo Pedros dijo...

El suplemento de Ecologia de el diario El País del último sábado venía lleno de anuncios de "coches verdes".
Parece que lo mejor que puedes hacer en estos momentos contra el Cambio Climático es usar un "coche ecológico".

Javi dijo...

El mayor ejemplo de mala utilización de la bicicleta en la publicidad fue el anuncio que Ford insertó hace unos años en las retransmisiones televisivas de la Vuelta a España en el que, literalmente, se decía: "La bicicleta es sufrimiento, la bicicleta es dolor, la bicicleta es seguir pedaleando cuando las piernas dicen basta...¡pues comprate un coche!"
A pesar de que el ciclismo profesional, con sus cientos de vehículos de apoyo y sus toneladas de basura abandonada en las cunetas, es un pésimo ejemplo ecológico creo que no deberían permitir este tipo de anuncios a sus "amables" patrocinadores, aunque sólo sea por solidaridad con quienes no podemos cortar el tráfico para montar en bici como hacen ellos.

Juan Merallo dijo...

Es verdad, el anuncio aquel de Ford fue de lo peorcito. De hecho, hubo quejas desde ConBici. Como siempre, no sabemos si nos hicieron caso o no, pero al menos seguro que a más de uno le hizo pensar.

Juan